15 cosas que hacer y ver en Córdoba en familia

Publicado por : LLuc Gil/ 509 0

¿Nos acompañáis a descubrir Córdoba en familia?

  1. Visita nocturna a la Mezquita Catedral. La Mequita-Catedral de Córdoba es, sin duda, uno de los más asombrosos monumentos que se pueden visitar en la actualidad. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ahora podemos conocer este singular templo y admirar su belleza, descubriendo aspectos hasta ahora desconocidos del mismo. Si preferís una visita diurna, se puede acceder gratuitamente antes del primer oficio religioso de la mañana, de 8:30 a 9:30 horas o a lo largo del día adquiriendo las entradas en la taquilla del monumento el día de la visita. La entrada para menores de 10 años es gratis. Podemos aprovechar para acercarnos a la Calle de las Flores y hacernos la típica (aunque no por ello menos bonita) foto con la mezquita al fondo.
  2. Detrás de la Mezquita, bajando hacia el Guadalquivir, nos encontramos con uno de los vestigios más importantes de la Córdoba romana, el Puente Romano y junto a él, el monumento a San Rafael, patrón de la ciudad. Para acceder al puente, cruzamos la Puerta del Puente, una de las tres únicas puertas que se conservan de la ciudad de Córdoba (España), junto a la Puerta de Almodóvar y la Puerta de Sevilla. A los lados, se nos ofrecen unas preciosas vistas de río y de los “Sotos de la Albolafia”, un humedal poco conocido donde se realizan avistamientos de aves. También, en el margen izquierdo, podremos ver algunos de los 11 molinos del Guadalquivir que se usaban para transportar agua o para moler el cereal. Al final, la Torre de la Calahorra con una exposición gratuita con maquetas muy chulas y desde la que disfrutar de unas magníficas vistas del río y de la ciudad. Junto a ella, un parque infantil, perfecto para hacer un alto en el camino, si vamos con niños pequeños.
  3. El Alcázar de los Reyes Cristianos, con sus maravillosos jardines, en los que el agua es una presencia constante, está incluido en el casco histórico de Córdoba y es por tanto considerado también Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este conjunto monumental, ha sido testigo de gran parte de la Historia de España a su paso por la ciudad, así como de su evolución arquitectónica. La entrada es gratuita para los menores de 13 años.
  4. Disfrutar de un espectáculo ecuestre en las Caballerizas Reales. Si a vuestra familia os gustan los caballos, éste es vuestro mejor plan. La belleza y destreza de los caballos andaluces es conocida y admirada en todo el mundo y ver en vivo y en directo un espectáculo de doma ecuestre os dejará con la boca abierta.
  5. Pasear por las estrechas callejuelas del Barrio de la Judería. La declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO concedida a la Mezquita se extendió en 1994 a parte del casco histórico de Córdoba, y no es extraño, ya que es uno de los más bonitos de los que se conservan en España. Sus calles albergan también otras maravillas como los Baños Califales, el Museo Taurino, la Puerta de Almodóvar, el Zoco, la Casa del Indiano o el Museo Julio Romero de Torres, que como dice la canción, ‘pintó a la mujer morena’. Este Museo se encuentra en la conocida Plaza del Potro, en la que hay una fuente decorada con un potrillo encabritado y en la que además se encontraba la Posada del Potro, citada por Miguel de Cervantes en el Quijote. También, a nuestro paso iremos descubriendo las iglesias más emblemáticas de Córdoba como San Nicolás, cuya torre octogonal de estilo mudéjar sobresale entre las de la ciudad, San Miguel, San Andrés, La Magdalena, San Lorenzo, con su magnífico rosetón o Santa Marina, con una espléndida portada.
  6. Descubrir algunos lugares que evidencian la importancia del pueblo sefardí en Córdoba como son La Sinagoga único templo de estas características que existe en Andalucía, La Casa Sefarad y la escultura del médico y filósofo judío Maimónides (1135-1204), en la pequeña plaza de Tiberiades.
  7. Probar los principales platos de la gastronomía cordobesa como el rabo de toro, el salmorejo, los flamenquines o los cogollitos de lechuga a la cordobesa y de postre un buen pastel cordobés. Tampoco os podéis ir de Córdoba sin probar la tortilla de patatas del bar Santos, al lado de la Mezquita, ni tampoco sin tomaros una buena taza o ración de caracoles, en temporada.
  8. El Museo Arqueológico, instalado en Palacio de los Páez, es una buena opción para que los más peques de la casa descubran, de forma amena y a través de sus fondos, las múltiples culturas que han vivido y convivido en territorio cordobés. Además aquí podremos descubrir muchas cosas sobre el Templo Romano que luego veremos cerca de la Mezquita. La entrada es gratuita.
  9. Escuchar las horas con un rasgueo de guitarra en la Plaza de las Tendillas, mientras degustamos un delicioso helado de la heladería David Rico.
  10. Dejar que los niñxs correteen sin peligro por la Plaza de la Corredera, mientras los mayores reponemos fuerzas en una de sus múltiples terrazas.
  11. Recorrer los preciosos patios del Palacio de Viana y descubrir los cambios y trasformaciones que ha experimentado este palacio a lo largo de los años.
  12. Si vais a Córdoba con niñxs pequeños y no tan pequeños, no podéis dejar de ir a La Ciudad de los Niños y las Niñas, un parque de juegos donde lo pasarán en grande. A mis hijxs les encantaba el nido, una especie de “casita” de forma circular que imitaba el nido de un pájaro, entre otras atracciones. Hay que pagar una módica cantidad por entrar, pero merece la pena. Cerca están el Jardín Botánico, el Zoológico o el Parque Periurbano los Villares, que también son una buena opción. Y si vais en verano, los toboganes del Parque acuático Aquasierra, os permitirán refrescaros mientras lo pasáis genial con vuestros hijxs.
  13. Subir a Las Ermitas y asomarse al Balcón del Mundo desde donde se pueden admirar unas hermosas vistas de Córdoba y todo el Valle del Guadalquivir y la campiña.
  14. Visitar el yacimiento arqueológico de Medina Azahara, que fue la más lujosa residencia de los califas cordobeses. Los trabajos de reconstrucción en los que se trabaja incansablemente ya permiten aproximarse a lo que fue “la ciudad más bella”.
  15. Disfrutar de alguno, o mejor de todos 😊, los eventos que Córdoba nos ofrece en el mes de mayo, que empiezan con La Cata a finales de el mes de abril, después Las Cruces en los primeros días de mayo, seguido de Los Patios, para acabar con La Feria a final del mes.

¿Y en la provincia?

La provincia de Córdoba también nos ofrece multitud de planes muy chulos para hacer en familia: Senderismo en los Parques Naturales de la sierra cordobesa, ciclo turismo por las Vías Verdes de la provincia, contemplar una berrea de ciervos en la Sierra de Cardeña-Montoro, visitar el Castillo de Almodóvar, adentrarse en la Cueva del Yesode Baena, visitar bonitos pueblos como Zuheros o descubrir la historia del bandolerismo español en la Ruta del Tempranillo, entre otras muchas opciones.

Contáctanos y diseñaremos para vosotros una experiencia inolvidable.

Playa de la Malagueta-Málaga-Familysol

15 cosas que hacer en Málaga además de disfrutar de sus playas

Publicado por : LLuc Gil/ 1072 0

Descubre Málaga a través de sus 15 imprescindibles

¿Tenéis ganas de conocer Málaga? ¿Habéis estado de vacaciones pero no os habéis movido de la tumbona de la playa? Si, sé que las playas de Málaga son una estupenda opción para las vacaciones en familia o con amigos. La Malagueta, el Palo, Pedregalejo, Huelin, la Misericordia, etc., con sus chiringuitos, sus espetos de sardinas (que son una de las cosas más características y deliciosas de su gastronomía, junto con la porra) y su melillero pillando desprevenidos a los bañistas despistados, son algo irresistible. Pero Málaga es mucho más. Málaga es Historia, es cultura, es naturaleza, es arte, es diversión. Y os lo puedo demostrar.

Necesitaría varios posts como éste para contaros todo lo que se puede ver y hacer en Málaga tanto si viajas en familia, en grupo o solo, pero trataré de de resumirlo en las 15 cosas que no os podéis dejar de hacer si de verdad queréis conocer esta maravillosa ciudad:

  1. Una de las cosas que no os podéis perder son el Conjunto Monumental de la Alcazaba, y el Castillo de Gibralfaro, ejemplos del legado nazarí. Si vais cons niños seguro que les encanta. Cerca está el Mirador de Gibralfaro, desde donde podréis contemplar un precioso atardecer con la bahía de Málaga a vuestros pies.
Puerto de Málaga desde el Castillo de Gibralfaro
Vista del puerto de Málaga desde el Castillo de Gibralfaro

2. Otro hito monumental de Málaga es su Teatro Romano, donde en verano, a veces, se hacen representaciones de obras clásicas.

Vista nocturna de Teatro Romano de Málaga
Vista nocturna de Teatro Romano de Málaga

3. Málaga se ha convertido en una ciudad con una calidad museística extraordinaria: el Museo Picasso y la Casa Natal, el Museo Ruso, el Centro Pompidou, el Museo Carmen Thyssen, el Museo de Málaga, antes conocido como La Aduana, son algunos ejemplos. Para ir con niños os recomiendo los siguientes: el Museo Interactivo de la Música (MIMMA), el Museo Automovilístico, el Museo Aeronáutico, el Museo Alborania Aula del Mar y el Centro de Ciencia Principia. La mayoría de estos museos organizan actividades y talleres para los niños y/o las familias, sobre todo los fines de semana.

Centre Pompidou de Málaga
El Centre Pompidoy de Málaga situado en el Muelle Uno

4. ¿Sabíais que a la Catedral de Málaga la llaman la manquita?. Podéis descubrir por qué visitando esta joya de estilo renacentista y subir a sus impresionantes bóvedas.

Impresionantes vistas de las cubiertas de la Catedral de Málaga

5. Adentrarse en el Jardín Botánico de la Concepción y descubrir todos sus rincones secretos. Imprescindible, hacerse una foto en su mirador.

Mirador del Jardín Botánico de La Concepción
Mirador del Jardín Botánico de La Concepción

6. Si os gustan los sitios curiosos y con muchas historias y leyendas, no os perdáis el Cementerio Inglés. Una curiosidad: mi bisabuelo está enterrado allí.

Tumba en el Cementerio Inglés
La tumba de mi bisabuelo es una de las que se pueden ver en el Cementerio Inglés

7. La Semana Santa de Málaga, no tiene nada que envidiarle a cualquier otra de Andalucía. Si vais con niños, el Domingo de Ramos tenéis que ver la procesión de la Pollinica. 

Procesión de La Pollinica en la Semana Santa de Málaga
Procesión de La Pollinica el Domingo de Ramos en la Semana Santa de Málaga

8.Subir en la Noria de Málaga y disfrutar de las impresionantes vistas.

Vistas de la Noria de Málaga
Vistas de la Noria de Málaga desde la terraza del Hostel Room Mate Valeria

9. Dar una vuelta por el Muelle Uno y comer o cenar en uno de sus múltiples restaurantes con vistas al puerto y la Farola. Precioso de verdad.

Vistas de La Farola desde el Muelle Uno
Vistas de La Farola desde el Muelle Uno del Puerto de Málaga

10. Vivir la Feria de Málaga. Si venís en familia os recomiendo ir de día y disfrutar de los espectáculos ecuestres y de sus casetas, casi todas con entrada libre. Algunas de ellas organizan actividades infantiles.

Niños y niñas paseando en calesa por la Feria de Málaga
Niños y niñas paseando en calesa por la Feria de Málaga

11. Pasear por la alfombra roja de la calle Larios durante el Festival de Cine de Málaga. Os sentiréis como celebrities. ¿Sabíais que el premio del Festival es la réplica de una biznaga, una flor hecha con jazmines y una de las cosas más típicas y únicas de Málaga?

Biznaga, una flor hecha con flores típica de Málaga
La Biznaga, una flor hecha con flores

12. Tomar algo en alguna de las múltiples terrazas que se han puesto de moda en la ciudad: la del hotel Molina Lario, la del Premium Hostel La Alcazaba, la Terraza de San Juan o la del Room Mate Valeria, entre otras.

Disfrutando de las terrazas de moda en Málaga
Disfrutando de las terrazas de moda en Málaga

13. Probar las delicias más típicas y únicas de la gastronomía malagueña que incluye: hacer una excursión a los Montes de Málaga y degustar un plato de los montes en una de sus múltiples Ventas; comerse un campero; probar la porra (sopa fría y espesa del estilo del salmorejo córdobés) y cómo no disfrutar de unos espetos (sardinas) en uno de los abundantes chiringuitos playeros.

Típicos platos de la gastronomía malagueña
Algunos de las delicias gastronómicas más típicas y auténticas de Málaga

14. Hasta que no visitéis el Pimpi o no aprendáis a pedir un café al estilo malagueño: que si nube aquí, que si sombra allá…, no conoceréis de verdad Málaga.

Vistas del Café central y Bodegas el Pimpi
Los diferentes tipos de cafés o las Bodegas el Pimpi son algo característico de Málaga

15. Vivir la Noche de San Juan con hogueras en la playa y la quema de los “júas”, una especie de muñecos de trapo de los personajes de actualidad que merecen ser quemados en la pira ¡y cada vez hay más que lo merecen así que no veáis cómo se disfruta!.

Niño en la noche de San Juan de Málaga
Mi hijo en su primera Noche de San Juan ¡ojo a cómo estaba la playa!

Y, hay una última cosa que tampoco os podéis perder si visitáis Málaga en Navidad, que es el alumbrado navideño con su espectáculo de luces y sonido, que atrae a miles de turistas todos los años.

Espectáculo de luces y sonido del alumbrado navideños en Málaga

Y si necesitáis alojamiento en Málaga, alltherooms puede ser una buena opción.

¿Y en la provincia de Málaga?

Pero eso no es todo. En la provincia de Málaga hay aún muchos más lugares únicos y sorprendentes esperándoos: rutas increíbles como el Caminito del Rey, el Río Chillar o el Pinsapar de Sierra Bermeja; reservas y parajes naturales como la Laguna de Fuente de Piedra o el Torcal de Antequera; yacimientos arqueológicos como los Dólmenes de Antequera; cuevas como las de Nerja, la de Ardales o la del Tesoro; parques temáticos y de aventura como Amazonia Marbella, el Tívoli o Aqualand, multitud de lugares para disfrutar de los animales como Selwo Aventura, Selwo Marina, el Cocodrilos Park, el Lobo Park o el Bioparc Fuengirola y preciosos pueblos como Ronda, Frigiliana o Comares, entre otros. Pero eso ya os lo cuento en otros posts 😅

Collage de experiencias que se pueden hacer en la provincia de Málaga
En la provincia de Málaga hay montones de experiencias para disfrutar en familia

Si queréis aprovechar vuestra visita al máximo, disponemos de un servicio de guías turísticos titulados y guías acompañantes para hacer visitas guiadas por la ciudad con o sin entrada a los monumentos y museos. Además os contarán detalles y anécdotas que no vienen en los folletos.

Contáctanos y diseñaremos para vosotros una experiencia inolvidable.